Vuelven a pedir al Estado la ayuda para la mantención edilicia de la terminal local

Locales 21 de octubre de 2022 Por Redacción
Desde la concesionaria de la Terminal de ómnibus, manifestaron nuevamente la necesidad de poder avanzar en las obras «necesarias» fuera del ambicioso proyecto de refuncionalización que hasta el momento no ha avanzado y poco se sabe al respecto.
terminal de ómnibus

Puntualmente en este mes, se cumple un año desde que la Terminal de Ómnibus de la ciudad fue elegida por la Secretaría de Transporte de la Nación para que esta pueda recibir fondos correspondientes a encarar un ambicioso proyecto de modernización. Tras dicho acuerdo el Estado Nacional iba a disponer una partida de $104.136.080, según se presupuestó al momento del acuerdo. Todo esto se da puntualmente en un momento donde desde la concesionaria, luego de un largo proceso de pandemia, solicitó la ayuda al Estado local para poder encarar algunos proyectos en materia de mantención edilicia sobre todo en lo que son los sectores de sanitarios y pintura para poder darle un cambio después del lamentable parate por covid-19. A un año de esta fecha puntual, el edificio sigue sin las remodelaciones prometidas, con un proyecto que no ha avanzado en su materialización y poco se sabe al respecto, pero sobre todo con una clara necesidad de mantención, con un pedido que sigue más vigente que nunca.
El Gerente de la concesionaria de la Terminal de Ómnibus de la ciudad, Hernán Gunzinger, dialogó con CASTELLANOS donde se refirió puntualmente al pedido que vienen realizando para la mantención de la parte edilicia, que necesitan realizarse de forma urgente ya que son parte de los servicios básicos que debe prestar este tipo de instalaciones, y que posteriormente sería oportuno poder comenzar a encarar el ambicioso proyecto, pero que a la fecha hay necesidades concretas que deben ser encaradas. El empresario de la ciudad reconoció que el pedido de acompañamiento son por la parte edilicia. «Hagamos de cuenta que nosotros estamos solo alquilando este edificio, con lo cual entendemos que es también una responsabilidad del Municipio ya que es de propiedad del Estado. Nosotros no estamos pidiendo subsidios para salir a cubrir deudas que nos dejó la pandemia. En absoluto, estamos pidiendo que se puedan incorporar, ya sean las partidas u otra llegada de fondos para mantener el edificio, nosotros en 7 años nos vamos y todo va a quedar en la terminal, entonces un mantenimiento es necesario».
Gunzinger reconoció que la idea es poder trabajar de forma «conjunta», sobre las necesidades que tiene hoy la terminal de ómnibus. «Nosotros fuimos a solicitar un acompañamiento en su momento ya que como todos saben, estuvimos un año y medio sin poder trabajar y se nos hizo imposible todo el mantenimiento, nos encontramos con esta partida, la devolución a la petición, fue este dinero que iba a ingresar desde Nación, pero a la fecha no se pudo hacer nada. Lo único que se hizo en todo este tiempo fue el recambio de luminarias tradicionales a led por el consumo, se renovaron los asientos de la sala general y ahora vamos a tener que ir avanzando lentamente en el tema baños, pero sinceramente a nosotros se nos hace cuesta arriba. El acompañamientos lo solicitamos por el año y medio que estuvimos sin trabajar con una facturación que no llegaba al 5%, lo que hizo imposible que se pueda trabajar en esto». 
Puntualmente el pedido va enfocado en poder refaccionar los baños y después un tema de pintura para poder darle otra impronta. »La modernización sirve, pero creo que hay cosas principales que se tienen que hacer para que la terminal funcione correctamente. Después lo otro, obviamente que será bien recibido, modernizando y aggiornandose a las épocas que vienen, con puertas electrónicas en los ingresos, con una entrada única por un tema de seguridad, la organización de todos los rubros dentro de la terminal que sería una parte de un sector de encomienda que cada vez es más grande, después un sector de pasajes, un sector comercial, obras que hacen a un todo, pero que hoy no es lo primordial, sino que esta misma es poder mantener el estado de la parte edilicia, sobre todo los baños que hoy están bastante deteriorados». 

Un pedido «poco entendible»
Así lo calificó Gunzinger al pedido realizado por una parte de la oposición del Concejo, que en su momento habían manifestado con claridad que el privado, en este caso el concesionario, también se haga cargo de las refacciones que el edificio necesita, ante estos planteos Gunzinger, reconoció que las declaraciones no cayeron del todo bien y que «pedir que el concesionario deba invertir «60 millones es muy fácil, nosotros durante un año y medio de pandemia facturamos solo un 5%, por otro lado, algunos otros recibieron su sueldo permanentemente, nosotros no, entonces hasta me cuesta entenderlo y me suena incómodo. Siempre es el privado el que tiene que pagar al estado. Acá el privado invirtió hace 13 años para lograr la concesión y fue una suma millonaria. Seamos sinceros, esto hay que decirlo también, ya que el mantenimiento de la terminal al Municipio le sale $0. Ya que todo lo que son los gastos de terminal son afrontados por el concesionario, entonces tampoco es que ha sido un negocio deficitario para el municipio, sino que fue compartido. Tanto con un beneficio para el estado como para el privado. Con lo cual pedir que el concesionario se haga cargo de todas las obras me resulta poco entendible. Es muy fácil hacer las cosas con plata ajena, nosotros hoy tenemos que subsistir con el aporte y la recaudación que nos da el servicio en terminal» señaló un ofuscado Hernán Gunzinger.  

Plan nacional para la remodernización edilicia
Así mismo el gerente de la concesionaria también se refirió al proyecto de refuncionalización y reconoció que se han mantenido reuniones con el Municipio para avanzar en el proyecto el cual ya se encuentra finalizado pero que hasta el momento no han recibido novedades respecto a la llegada de los fondos nacionales y que al margen de que estos recursos no llegan, otro aspecto que se va a resentir notoriamente será la capacidad que tendrán estos $104 millones para realizar todas las obras planificadas, sobre todo atendiendo a un proceso inflacionario como el que viene atravesando todo el país y que «este importe quedó totalmente desfasado y no sabemos si es que habrá algún adicional o alguna actualización por inflación de las partidas para completar todo lo que se había formulado». 
«Se avanzó en todo el desarrollo del proyecto pero no sabemos cuándo o cómo va a iniciar. Hay que remarcar que detrás de todo este proceso se firmaron convenios, no fue solo un acuerdo de palabra. Sinceramente para el municipio significó un traslado para dejar sentado el compromiso, presentar el respectivo proyecto, ya que estas partidas fueron prometidas a varias terminales de la nación» finalizó Hernán Gunzinger, gerente de la concesionaria de la terminal de ómnibus. 

Te puede interesar