CNN Radio Rafaela

Sequía: "El verdadero impacto se dará dentro de los próximos 18 o 24 meses"

Así lo afirmó la presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFe), Sara Gardiol, en diálogo con CASTELLANOS, asegurando que esta grave situación no afecta sólo a los productores sino que la que más sufrirá es la sociedad.

Locales 23/01/2023 Redacción web Redacción web
PAGINA 7 ARRIBA

Desde hace tiempo el país está siendo atravesado por una de las peores sequías de la historia nacional, con más de la mitad de la superficie afectada, siendo la provincia de Santa Fe una de las que mayores consecuencias está sufriendo. La lluvia no llega y los cultivos se van perdiendo día a día, cada vez más. Agricultores estiman que los cultivos de maíz han sufrido pérdidas de más de 500 millones de dólares y la Bolsa de Comercio de Rosario afirmó que la región de la Pampa húmeda (compuesta por casi la totalidad de la provincia de Buenos Aires, el centro y el sur de la provincia de Santa Fe, los sectores meridional y centro oriental de la provincia de Córdoba, y el tercio oriental de la provincia de La Pampa) ha perdido la mitad de la cosecha de soja.
Esta grave situación, a la que se suman las altas temperaturas, está generando pérdidas millonarias a los productores y al campo en general. Pero no se trata de una problemática específica del sector, sino que afecta fuertemente al país, ya que las exportaciones estarán totalmente caídas, estimándose una pérdida de 15 mil millones de dólares para este año, según advirtió la Mesa de Enlace al Gobierno nacional previo al encuentro que mantuvieron el pasado viernes, donde el ministro Sergio Massa prometió un paquete de medidas que comenzarán a regir desde el 1° de febrero. Sin embargo, más allá de esta pérdida, "lo que no se alcanza a medir es cuál es el efecto real que va a tener sobre la economía y, consecuentemente, sobre la sociedad argentina, ya que se reducen ampliamente los ingresos y el efecto cascada que produce el sector agropecuario", alertó la presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFe), Sara Gardiol, en diálogo con Diario CASTELLANOS
La dirigente aseguró que es la situación más grave que se vivió en el sector, pero indicó que no se mide realmente el impacto de la misma, ya que se tiene la sensación de que quien lo sufre es sólo el productor -que actualmente es así, ya que está registrando pérdidas de las cuales va a ser muy difícil recomponerse-, "pero el verdadero impacto se dará de aquí a los próximos 18 o 24 meses, donde verdaderamente la sociedad se resentirá por el golpe al campo, sobre todo aquellas actividades que están vinculadas o relacionadas con la producción, como por ejemplo el transporte, técnicos de maquinarias, repuesteros, fábricas de maquinarias, los consumos en los pueblos y ciudades", manifestó. 

Ayudas del Estado

El sector ya no puede afrontar esta situación solo, necesita sí o sí de la intervención y ayuda del Estado. En ese sentido, como se menciona anteriormente, el Gobierno nacional convocó el pasado viernes a la Mesa de Enlace para analizar los pasos a seguir en su apoyo a los productores afectados, garantizándose una serie de medidas que serán anunciadas el 1° de febrero. Además, Nación enviará a la Provincia de Santa Fe 1.300 millones de pesos para paliar la situación de los sectores afectados por la emergencia agropecuaria, así lo anunció el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Juan José Bahillo, en un encuentro efectuado el día jueves junto al gobernador Omar Perotti, el ministro de Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia, Daniel Costamagna, y productores agropecuarios de diferentes departamentos del norte provincial. 
Por su parte, el Gobierno provincial, a través del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, también ayudará financieramente a los afectados con un monto total de 700 millones de pesos. El dinero se canalizará a través de las agencias y asociaciones para el desarrollo mediante créditos de hasta 700 mil pesos por productor, sin intereses, y tendrá un período de gracia de hasta 12 meses y un plazo de pago de 12 meses, incluido el período de gracia. Vale aclarar que tendrán prioridad aquellos productores que no recibieron previamente ningún tipo de asistencia financiera por parte del Gobierno provincial. Los interesados en acceder a los aportes tendrán tiempo para inscribirse hasta el 3 de febrero de 2023.
Sin embargo, pese a estas ayudas, la presidente de CARSFe consideró que sirven pero que falta para encontrar una verdadera solución. "Estos temas de sequías hace más de un año que lo venimos conversando, y por eso decimos que estamos siempre corriendo detrás del problema, ya que se tendría que haber previsto con anticipación. Creemos que lo que falta a nivel provincial es gestión política, donde se implementen medidas que no sólo sirvan al pequeño y mediano productor; lo que está en juego es la producción, independientemente del tamaño", reclamó. 
Insistiendo en esta necesidad de gestión, indicó que se deberían buscar recursos que alivien la situación del productor en el tiempo, como la ausencia de "presiones referidas a cuestiones impositivas, bancarias, préstamos blandos, diferimiento de deuda, una ley de refinanciación para el sector productivo bajo estas condiciones, esta es la acción política que está faltando, tanto a nivel provincial como nacional".  

El efecto de "La Niña"

La falta de lluvias se viene sintiendo hace tres años consecutivos. El fenómeno "La Niña" está afectando más que nunca, en las temporadas anteriores ya lo hacía pero este período 2022/2023 "está siendo terrible", expresó Gardiol, reconociendo a Santa Fe como una de las provincias que más la sufre. 
"No hay una zona en toda la provincia que no tenga alguna característica en particular. El centro-sur se caracteriza en que toda la parte de cultivos están altamente deteriorados, los maíces que están sin producir, prácticamente perdidos todos. Hay gente que los corta porque piensan que si llega una buena lluvia podría comenzar otra siembra sobre eso". En tanto, los girasoles están con escasos rindes, es lo único que se puede decir que está saliendo a flote. Lo más crítico es el cultivo de soja, con muchos lotes sin sembrar y todo lo que hay de cosecha fina está sin implantar. Las pasturas están altamente deterioradas, lo cual preocupa porque es la preparación para los cultivos de invierno y sobre todo para la ganadería de carne, que es muy distinta de la del norte, como así también en lechería, ya que no va a haber los insumos suficientes, tanto de pasturas o de maíz para hacer cilos o rollos. 
En la zona norte se observan grandes pérdidas por falta de forraje y de agua, insumo principal. "Estamos viendo que debajo del monte ya no queda nada, solo tierra. Hay una pequeña zona que podríamos decir que tiene un alivio comparada con el resto, que es un poco la zona de la costa en el departamento San Justo que ha tenido algunas lluvias distintas y un estadío distinto de los cultivos; pero no es la solución, está un poco más verde, pero nada más que eso", detalló. 
Ante este panorama, la titular de CARSFe indicó que un buen caudal de lluvia podría generar una pequeña corrección, lo cual se está esperando, ya que si llega con buenos volúmenes y aporta humedad permitiría mejorar algo de lo perdido.  
"Hoy se dan lluvias en el norte con milimetrajes que alcanzan los 40 mm. Para la zona significa un alivio, un poco de agua y un recupero de pasturas, no inmediata, pero es algo. Pero esos 40 o 50 milímetros en nuestra zona tienen otro tratamiento y dan otra luz para trabajar, por eso la situación es tan compleja de evaluar en su totalidad. Todos estamos mirando al cielo, esperando que alguna nube nos dé una sorpresa porque en la zona centro de la provincia hasta el departamento Rosario y un poco más al sur, la situación es gravísima", concluyó. 

Te puede interesar
Lo más visto