CNN Radio Rafaela

Entre el mundo del arte y el mundo del trabajo

Especiales 01/05/2023 Redacción web Redacción web
PAGINA 16 (1)

En el seno de una cultura eminentemente logocéntrica, racional y utilitaria como la occidental, el lugar del artista del espectáculo resulta problemático. Esto procede directamente de la especificidad de su actividad, caracterizada por la exhibición pública del cuerpo y de la acción. Este carácter confictivo puede rastrearse ya desde el mundo griego. En su refexión acerca de la "división de lo sensible" en la sociedad helénica, Jacques Rancière plantea que el mimético ostenta un carácter doble. Esta duplicidad no emana tanto de la ficción o falsedad de las acciones que ejecute, como de dar al principio privado del trabajo un carácter público. En la Grecia clásica, la dualidad del mimético consistía, entonces, en exhibir públicamente su trabajo, actividad fabricadora propia de la oscuridad del mundo privado, y, por lo tanto, necesariamente opuesta a la visibilidad del espacio político. Así, al exhibirse como un trabajador, el mimético cuestionaba, con su sola existencia, esa división de lo sensible en la que se sostenía toda la estructura de la polis. 
Es por ello que el escenario perturba la división de identidades, actividades y espacios. Para minimizar dicha perturbación, la exhibición en escena será sometida a un principio que la justifque y/o la legitime, siendo subordinada así a la idea de representación. Esto contribuye a situar a los artistas en una posición subalterna, en tanto su tarea se plantea como la ejecución material de un sentido aportado por una instancia heterónoma al hecho espectacular, sea ésta el texto dramático o la visión del director, el coreógrafo, etc. La actividad de los artistas resulta, entonces, legitimada en la medida en que se subordine a la representación de un sentido valorado colectivamente. Esto se observa claramente en la jerarquía interna entre los artistas del espectáculo, en cuya cima se encuentran aquellos cuya actividad posee un respaldo discursivo o textual de algún tipo (fundamentalmente, los actores que representan un texto dramático o los músicos que interpretan una partitura) y en cuya base se hallan los que no cuentan con el mismo (los bailarines, que carecen de una notación universalizada como la musical, y los artistas de variedades). Esta discriminación no sólo es palpable en el posicionamiento de unos y otros ante el público, sino en la legislación, en los convenios colectivos de trabajo y en los confictos surgidos (o solapados) entre las asociaciones gremiales e inclusive en el seno de cada una de ellas, aspectos sobre los que volveremos más adelante. 

Te puede interesar
Lo más visto
policia

¿Qué pasará con la Escuela de Policía de Rafaela?

Marcelo Calamante
Locales 15/07/2024

Funcionarios provinciales dieron precisiones sobre el futuro de la institución de formación policial. En estos días finalizará la evaluación que están llevando adelante sobre las tres escuelas descentralizadas, para poder determinar la utilidad y el rol que tendrán en la carrera policial. No continuarán siendo centros de formación inicial.