Inforafaela Inforafaela

CNN Rafaela editRadio City edit

En el mismo río ya no somos los mismos

"Lo que mantiene a la vida como una aventura romántica y llena de ardorosas posibilidades es la existencia de estas grandes limitaciones que nos obligan a enfrentar cosas que no nos gustan, o que no esperamos". G.K. Chesterton (1874-1936); de su ensayo "La aventura de lo inesperado" (1906).

Deportes - La Otra Mirada 26 de septiembre de 2022 Redacción Web Redacción Web
atletico la otra mirada

Por Oscar Martínez - "En los mismos ríos entramos y no entramos, (pues) somos y no somos (los mismos)". Es la cita de Heráclito de Efeso (535-484 a.C.). El lío, parece, lo armó Platón en su Diálogo con Crátilo, un fan de Heráclito. La cita no fue del todo exacta y chau, el tiempo y la repetición la redujeron a un apotegma más vendedor, más de envoltura de chocolate. "Nadie se baña dos veces en el mismo río" es, sin duda, más fácil de recordar que el original. Ambas explican la idea fundamental del pensamiento de Heráclito: la vida fluye, es todo devenir, todo cambio. Parece loco, pero todo este embrollo presocrático se instaló en mi cabeza luego de ver ganar, gustar y golear a este Atlético. Que, en definitiva, es el mismo equipo que dos meses y medio atrás se iba con destino cierto al descenso. En un torneo, léase río, que es el mismo. Arriba los cordobeses, y abajo los cinco o seis que en ese momento ya peleaban por la salvación de la categoría.
¿Qué cambió? Todo. Y nada. Porque este equipo ha vivído en una montaña rusa, en donde el gran festejo es este, cuando se afloja el cinturón de seguridad y nos bajamos. Porque nunca, durante todo el torneo, tuvimos una felicidad medianamente duradera. Recuerde -si le quedan dudas ahora que disfrutamos de este momento de festejo por salvar la categoría con una notable victoria justificada en una actuación ideal- que dos fechas atrás, tras perder con Chaco For Ever de visitante, deseábamos con angustia una victoria ante San Telmo. Si se perdía esa vez, la presión nos podía matar. Quedan dos fechas para jugar. Eso es lo que esperamos, que el equipo juegue ahora que sus futbolistas ya no tienen la soga en el cuello. Después será el tiempo de recordar y poner en valor la cadena de errores cometidos. Fundamentalmente para no repetirlos.
"Si hubiésemos entendido el fútbol como un espectáculo deportivo, nos habría ayudado a aceptar que una victoria sin méritos no es una victoria", dijo hace tiempo Arrigo Sacchi, uno de los entrenadores históricos de Italia. La de este domingo fue una victoria con todo el mérito. Los jugadores sabían que estaban a un paso de salvarse, de no quedar en la historia negra del club. Es que, sin hipocresías, es lo que pasa en el fútbol cuando uno fracasa. Pero casi no hubo tiempo para saber cómo lo asimilaban porque Francisco Gatti se hizo expulsar a los 2 minutos y condenó a su equipo, que no salió del shock y a los seis sufrió la sanción de un penal que terminó en gol de Bieler. La trompada de Gatti le dolió tanto a All Boys que recibió el segundo gol a los 12 y el tercero a los 19. "Madura el knock-out", diría Osvaldo Principi. Pero los partidos duran 90 minutos y entonces hubo que esperar para el festejo final. ¿Si el resto estuvo demás? Ni loco lo pensaría. Después de tanta angustia, de tanta escases de juego y alegrías, al menos yo no quería que terminara nunca.
La bandera enorme desplegada por la barra Celeste cuando faltaban tres minutos, que les hizo perderse el cuarto gol a los que estaban debajo, los cantos de todos, las sonrisas, algunos abrazos, los brazos al cielo…todo eso valió la pena por el partido. No por el torneo. Después del triunfo ante San Telmo escribí: "Si lo consiguen y mantienen al club en la categoría, los aplaudiremos hasta poner rojas las palmas. Es que, como dije, es un fenómeno que se repite en estas pampas de crisis y reyes tuertos". Lo reafirmo. Tengo las palmas rojas.

Te puede interesar

contra

Crecer de cara al sol naciente

Redacción Web
Deportes - La Otra Mirada 26 de septiembre de 2022

A poco de comenzar a dirigir, en su tercera temporada al frente del Veltex Shizuoka, equipo profesional de la tercera división de la B. League japonesa, el entrenador nacido en Paraná pero con fuertes lazos con Rafaela repasa su camino y su realidad.

contra

Los días de miedo hasta el Mundial

Redacción Web
Deportes - La Otra Mirada 17 de octubre de 2022

A solo cinco semanas del comienzo del máximo torneo de selecciones, los certámenes de cada país siguen jugándose al igual que las competencias internacionales. Y lo hacen forzando sus calendarios. En el medio, los futbolistas sufren física y mentalmente.

Tendencias

Newsletter