Inforafaela Inforafaela

Radio City-01-01 Radio Castellanos PNG-01-01

La institución más antigua de Sastre celebró sus 130 años

En el marco de los festejos, la Sociedad Italiana homenajeó a dos ciudadanos italianos residentes en la ciudad: Sergio Pasquali y Jorge Basílico. Además, se descubrió una placa para recordar a los pioneros de la entidad cultural.

Región 12 de noviembre de 2021 Redacción Redacción
sastredescubrimientodeplacas

SASTRE. En medio de la segunda ola de contagios de Coronavirus, la Sociedad Italiana «Unión y Benevolencia» de la ciudad de Sastre cumplió sus 130 años el pasado 28 de junio. Ante la grave situación epidemiológica generada por la pandemia, obligó a la comisión central a posponer los festejos.
Con las nuevas flexibilizaciones y otro escenario sanitario, finalmente se realizó un emotivo acto frente a la facha del edificio céntrico para celebrar el nuevo aniversario de la institución más antigua de la cabecera departamental. «Queríamos hacer otra cosa, más importante, pero por la pandemia tuvimos que postergarlo. No podíamos dejar pasar de largo estos 130 años de esta institución», remarcó el presidente de la entidad, Félix Redolfi, durante la conmemoración.
Asimismo, brindaron un sincero y emotivo reconocimiento a aquellos primeros inmigrantes que llegaron a la región con una placa recordatoria. «Queremos homenajear a todos los pioneros que dejaron un pequeño grano de arena de durante estos 130 años», resaltó el referente de la comisión directiva.
La ceremonia continuó en la «Monticello D’Alba» donde se entregaron distinciones y medallas a los dos ciudadanos italianos que viven en la ciudad. Por el valor de su empeño y su esfuerzo por la colectividad italiana, fueron reconocidos Sergio Pasquali, quien residen en la localidad desde 1974 y Jorge Basílico que desde hace 38 años llegó para formar una familia en Sastre.
«En la emigración han traído junto a sus bagajes, melancolías, desarraigo mucha tristeza pero también las canciones y sobre todo los valores del trabajo, la familia y la solidaridad, que han consignado a las siguientes generaciones como bandera distintiva de nuestra identidad», resaltaron desde el Comitato degli Italiani all’Estero (Comité de italianos al exterior).
Las prácticas asociativistas en Argentina comienzan con la llegada de los inmigrantes italianos. Una vez establecidos, generaron una gran variedad de instituciones con diversos objetivos. Con el fin de fomentar la ayuda recíproca entre los inmigrantes y sus familias, nace un 28 de junio de 1891 la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos «Unión y Benevolencia» de Sastre.
Tras cumplir el 130° aniversario, la convierte en la más antigua institución de la cabecera departamental, impulsada cuando apenas se perfilaba el nacimiento de este centro de características eminentemente rurales.
En la mayoría de los casos, era una forma de mantener vivas las costumbres y los dialectos de las distintas regiones de Italia en este nuevo suelo. Puede decirse, con todo acierto que nació, creció y prosperó con el pueblo, cuyo acervo espiritual y material, es indivisible. La historia de la Sociedad Italiana de Sastre, es la historia del pueblo, que no es posible realizar en forma meticulosa en sus inicios, dado a un siniestro ocurrido en 1929, que convirtió en cenizas a la primera sala, destruyendo sus archivos en casi su totalidad.
El duro golpe ocasionado por el fuego no amedrentó a los dirigentes de esa época. Bajo la presidencia ejercida por Pablo Maldini, de inmediato reconstruyeron totalmente la sala que actualmente, pese a sucesivas remodelaciones, mantuvo la originalidad. No se conoce con exactitud quién fue su primer presidente, aunque se estima con mucho asidero que fue Tomás Brussa. El 18 de septiembre de 1905 el superior Gobierno de la provincia de Santa Fe le otorgó la Personería Jurídica.
Basado en los principios con la que fue creada, se cultivó el mutualismo como base esencial, la unión en la amistad y en el recuerdo a todos los hombres que aquí se afincaron para formar su hogar, forjando el bienestar y acrecentando la prosperidad de la nueva patria. Así se proyectó en el futuro con los mismos ideales.
En su sala palpitó la emoción del pueblo en miles de ocasiones. Allí tuvieron lugar los acontecimientos de la cultura y el arte, las manifestaciones cívicas y patrióticas, debatiéndose los más candentes problemas de interés público, y la algarabía de fiestas populares resonó muchas veces en su recinto, ocupando un destacado lugar la proyección de importantes filmes del cine nacional y extranjero.
En 1921, comenzó a funcionar un Cine por intermedio del Miguel Polano. Posteriormente transfiere al Carlos Giordano que continúo hasta el año 1929, cuando un incendio destruye la Sociedad Italiana.
El 6 de junio de 1930 es inaugurada la actual sala. En este remodelado local es trasladado el The Royal Cine -anteriormente funcionaba en el actual edificio del Jockey Club Sastre-, que inaugura el primer sistema sonoro, por el sistema denominado Vitaphone, en base a discos. Dos años más tarde, con fines de perfeccionamiento y como adelanto técnico, el The Royal Cine instala el sistema «Movietone», donde el sonido está grabado en la película.
El 11 de abril de 1957, se habilitó por intermedio de la Sociedad Anónima de Espectáculos Públicos (SADEP), un moderno cinematógrafo con el nombre de Radar, en Sociedad Italiana.
En 15 diciembre de 1978, la Sociedad Italiana inaugura la remodelación de un confortable local para el funcionamiento de Bar y Confitería. Y el 30 de enero del 86, inaugura un anexo al salón principal, un moderno local de buen confort donde es habilitado un servicio de confitería y restaurant.
Fueron obras de gran magnitud que han jerarquizado la parte edilicia de la entidad, dotando del mejor confort para beneficio de toda la comunidad.
En los primeros años de la década de los 90 se emitieron las últimas películas. Desde 9 de octubre de 1993, el emblemático edificio de Sociedad Italiana se transformó en una discoteca hasta la actualidad. Primero fue Manhattan New Dance, luego se convirtió en El Cine Disco y actualmente funciona como Lola Disco.
El 9 de noviembre de 2008 es inaugurada la sala de espectáculos «Monticello D’Alba» de la sociedad italiana «Unión y Benevolencia». Actualmente cuenta con capacidad para algo más de 240 personas, baños, y camarines. También se proyectó un ciclo de Cine entre 2007 y fines de 2012.
 

Te puede interesar

Tendencias

villa

El buen samaritano, Martin Luther King y el jesuita amigo de Guzmán

Redacción
Enfoques 27 de noviembre de 2021

El desafío histórico de suplir asistencia social por trabajo y condiciones de vida dignas tiene referentes claros en la actualidad. Dueños de un bajísimo perfil, están haciendo un trabajo de hormiga para comprometer en la cruzada al “tercio de arriba con el de abajo”.

Newsletter