Inforafaela Inforafaela

Radio City-01-01 Radio Castellanos PNG-01-01

El único en la historia

Por Jorge Ternengo. En 1969, Mike HAILWOOD fue piloto de los Ford y Mirage Gulf de John Wyer.

Deportes 13/10/2021 Redacción Redacción
WhatsApp Image 2021-10-12 at 20.55.20 (1)

En Le Mans ha entrado 3º, con Hobbs y este Ford GT40 nº 7, y quedó 3º en el campeonato Guards de fórmula 5.000 (de "Autocar", de Autodiva, vía Karino, y de Norman Hayes, archivo Wolfgang Klopfer en su obra "Formula 5000 in Europe")
En 1969 es piloto de monoplazas, pero no deja de sentir añoranza por la moto. En Mallory Park se presenta con una Seeley monocilíndrica de medio litro para competir contra las 750 cm3de 20 HP más, llevadas por algunos de los mejores pilotos británicos del momento: Redfern, Croxford, Pickrell… Pero Mike recupera en las curvas lo que pierde en las rectas, y gana.
El año siguiente sería una figura especial en la Carrera del Año de Mallory Park 1970, acogiendo al campeón motociclista Gary Nixon, primer norteamericano que venía a correr en Europa tras la victoria de Jake DeRosier sobre Charlie Collier en Brooklands 1911. Mike (cinco veces ganador de esta prueba) fue el encargado del banderazo de salida.
Los héroes del meeting fueron Ken Redfern, John Cooper y Phil Read. Gary Nixon terminó 4º en dos de las mangas, y se ganó una ovación de gala de la entendida afición cada vez que controlaba un derrapaje de su Triumph.
A finales de año, HAILWOOD se presentaba en Silverstone para competir con una Yamaha 350 contra las BSA 750 de 87 HP, y terminó 4º. Una semana después corrió en Italia con una vieja Benelli Quattro contra la MV de Agostini, y entró 2º. Su adicción le impelía a correr con cualquier moto, competitiva o no; y eso en la época en la que hacía fórmula 5.000 y aspiraba a ser una figura en la fórmula 1.
Mike retorna a los monoplazas de fórmula I y fórmula II FIA de la mano de John Surtees. Surtees también fue un número uno indiscutible en el tiempo en el que coleccionaba campeonatos del mundo FIM, y hasta el momento es el único campeón motociclista que también se ha coronado campeón de fórmula 1. Pero en 1971 desea dejar el volante como participante activo de su modesto equipo para confiárselo a su sucesor.
En el Grand Prix de Italia de esa temporada, Mike lleva el Surtees TS9-Ford Cosworth V8 nº 9 con el que parte 17º y llega 4º, a sólo 0,18 s del 1º (Peter Gethin): una carrera a la aspiración en la que los cinco primeros han entrado en el mismo segundo. Con esos 3 puntos del campeonato mundial FIA, Mike es 18º, exaequo con Stommelen y… Surtees.
Para el Team Surtees, Mike haría varias temporadas de fórmula 5.000, fórmula II y fórmula I entre 1971 y 1974.
Pero, sin poder olvidar la disciplina para la que estaba mejor dotado, se presentó en las 200 Millas de Daytona 1971 con una BSA Rocket 3; ya había acudido a esta clásica el año anterior, pero en ambas ocasionas la máquina le falló cuando lideraba la carrera.
En 1972 sigue Hailwood en los Grands Prix de fórmula I con Surtees (el TS9B), puntuando en Bélgica, Francia, Austria e Italia, y terminando 8º con 13 puntos, entre Cevert/Regazzoni (15 puntos) y Peterson/Amon (12 puntos). Pero lo más importante es que ha sido merecedor por dos veces del  Premio Rojo y Blanco Joseph Siffert  en fórmula 1, y se ha coronado campeón europeo de fórmula II.
En el Grand Prix de Austria 1972, Mike realizó una carrera bravísima con el Surtees TS9B/005, en la que terminó 4º, tras Fittipaldi, Hulme y Revson, lo que le valió el Trofeo Rojo y Blanco Joseph Siffert, que le entregó Juan-Manuel Fangio en los prolegómenos del siguiente Grand Prix, el de Italia.
Nunca satisfecho, Hailwood se superó a sí mismo terminando 2º en esta última prueba, a sólo 15 segundos del inalcanzable Lotus 72D de Emerson Fittipaldi, el campeón de la temporada.
Pero su mejor carrera ese año fue, seguramente, la del Grand Prix de Sudáfrica: partiendo 4º de la parrilla, se puso en cabeza y marcó la vuelta más rápida en Kyalami (1 mn 18,9 s ~ 187,255 Km/h). Merecía ganar el Grand Prix, había sido más rapido que el futuro vencedor Denny Hulme, pero la suspensión le traicionó en la vuelta 29ª.
Para 1972, además de la fórmula I, Mike fue el piloto previsto por Surtees en fórmula II, junto con Tim Schenken y Andrea de Adamich. El director técnico del equipo era John Surtees, que abandonaba el pilotaje; el director deportivo.
HAILWOOD fue el mejor piloto de fórmula II de entre los que optaban al título, en duelo con Jean-Pierre Jaussaud, proclamándose finalmente campeón del torneo europeo con 5 victorias de catorce pruebas (Jaussaud sería subcampeón con 3 victorias, ante Depailler, Reutemann, Lauda, Morgan, Wollek, Scheckter, Gethin…). No obstante, entonces también podían correr en la especialidad los pilotos considerados de notoriedad, que, aunque no puntuaban para el campeonato, ganaban carreras. Y HAILWOOD encontró un correoso rival por la victoria absoluta en Emerson Fittipaldi .
También hacía Mike fórmula I aquella temporada, como hemos visto, pero aún no era considerado piloto de notoriedad, cuando otros rivales en fórmula II, como Fittipaldi, Peterson o Graham Hill, sí lo eran.
Para rematar la temporada, su mejor año en automóviles, con un Surtees TS8 queda 2º en el torneo Tasman de fórmula 5000.
1973 sería su segunda temporada completa de fórmula I con Surtees, pero los TS14A-Ford Cosworth DFV V8, aunque rápidos en las calificaciones se muestran poco fiables en carrera, y Mike acumula siete abandonos por avería y otros tres por salida de pista. Sólo consigue terminar 8º en Mónaco, 14º en NürburgRing, 10º en Zeltweg, 7º en Monza y 9º en Mosport. Total, que no suma ni un punto. En fórmula II utiliza el Surtees TS15-Ford, con el que queda 2º en Mallory Park, tras el March 732-BMW de Jean-Pierre Jarier.
Para 1974 se pasa a la McLaren, con cuyos monoplazas se clasificará 4º en Buenos Aires, 5º en Interlagos, 3º en Kyalami, 9º en El Jarama, 7º en Nivelles, 4º en Zandvoort y 7º en Dijon. Con 12 puntos, Hailwood quedará 10º en el campeonato FIA, exaequo con Jacky Icxk. Pero lo malo es que durante el Grand Prix de Alemania y de Europa, el 4 de agosto, cuando marchaba 5º a dos vueltas del final sufre un accidente gravísimo que está a punto de costarle la vida. Por la distancia recorrida es clasificado 15º, pero eso pone final definitivo a la carrera de piloto de Mike Hailwood. O no tan definitivo, como se verá. En todo caso, la fórmula I se ha terminado para él. En 50 Grands Prix disputados había marcado 29 puntos.
En el Grand Prix de la República Argentina 1974, HAILWOOD y Hulme compartían stand, dado que ambos eran pilotos de los Yardley McLaren M23-Ford Cosworth DFV V8. Mike (nº 33) había aventajado a su copain en los entrenamientos: 1 mn 51,86 s, contra 1 mn 52,06 s de Denny (nº 6), y ambos ocupaban la 6ª fila de la parrilla, lo cual no era demasiado esperanzador. Pero en la meta Denny era 1º, y Mike, 4º.
En Brasil, Mike partía 7º y terminó 5º, tras Fittipaldi, Regazzoni, Ickx y Pace. En El Jarama fue 9º. Y en las 24 Horas de Le Mans logra de nuevo una buena clasificación: 4º, con el especialista Derek Bell y el Gulf GR7-Ford Cosworth DFV V8 nº 11.
Cuando estaba siendo su mejor temporada en la fórmula I tuvo un brusco final en NürburgRing 1974, al fracturarse las dos piernas.
Tras su serio accidente a bordo del McLaren de fórmula l en el Gran Premio de Alemania 1974, Mike se había repuesto, abandonando la competición y trasladándose a Nueva Zelanda, huyendo de los abusivos impuestos de Gran Bretaña. Pero descubrió a no tardar que se aburría en aquellos celestiales parajes, y retornó al Tourist Trophy en 1978, tras once años de ausencia activa del Snaefell Mountain Course de la Isla de Man.
Y, para asombro de todo el mundo, se clasificó 12º con una Yamaha 250 y ganó la prueba de fórmula Uno TT (para motos de hasta 1.000 cm3 derivadas de la serie) con una Ducati NCR 864 V2 Desmo nº 12 de Sports Motor Cycles y preparada por Steve Wynn con la asistencia de Franco Farné, lo que representaba su 10º campeonato mundial, un campeonato a una única carrera sancionado por la FIM. Volvió a la mágica isla en 1979, donde terminó 5º en la fórmula Uno TT (la Ducati semi-oficial, de nuevo mejorada por Steve Wynn, se quedó sin quinta marcha). Luego fue 2º en la Classic con una Suzuki RG 500 ex Barry Sheene (una tetracilíndrica de dos tiempos con 150 HP, desconocida por Mike), y 1º en la Senior 500 cm3 con la misma Suzuki, batiendo los records de esa clase. Era su 14ª victoria en el TT y la 7ª en la clase reina, la senior 500 cm3.
En el Tourist Trophy 1978, prueba de fórmula Uno TT, HAILWOOD ya había batido a sus rivales Tom Herron y Phil Read antes de que ambos tuvieran que retirarse, logrando la vuelta más rápida a 178,025 Km/h y ganando una carrera (de 363 Km) considerada como un campeonato mundial.
Pasando Gooseneck Mike va tras la Honda 900 nº 1 oficial de Read, que había salido cincuenta segundos antes, y en las siguientes ya marcha por delante de Phil.
Después del TT, corrió en Mallory Park con la Ducati nº 4.
Y en el Tourist Trophy 1979, cuando el Parlamento de la Isla de Man cumplía 100 años, un "anciano" HAILWOOD (de 39 años entonces) se pasea por Glencrutchery antes de quedar 5º en la fórmula Uno TT y ganar por séptima vez la carrera Senior 500 cm3, siendo su 14ª victoria total en el TT IoM.
Pero ni ese fracaso ni la pesadumbre por la reciente muerte de su amigo Tom Herron (1950-1979) le restaron ánimos para emplearse a fondo en la Senior 500 y ganarla con la Suzuki nº 8.
En la Classic, una prueba de Fuerza Libre, quedó 2º con la Suzuki 500 tras la Honda 1.000 oficial de Alex George. Y si no hubiera sido retrasado en la última vuelta por tres rezagados que le obstaculizaron sin apercibirse de que estaban obstruyendo a quien iba 2º, tal vez habría recuperado los 3,6 segundos en que le aventajaba George. Otra hazaña de Mike the Bike. George lo reconoció:  "Mike Hailwood es todavía el maestro. Yo he tenido la suerte de disponer de la mejor moto de toda mi vida, y por eso he ganado".
Después de sus últimas hazañas en el TT IoM 1979, HAILWOOD tenía prevista una última aparición en el meeting de Donington Park a mediados de Julio, para después colgar el casco definitivamente, rechazando otras ofertas, como la del TT de Assen.
En Donington, con la Suzuki 500 iba a sostener un duelo contra Barry Sheene, y con la Ducati disputaría la manga de fórmula Uno TT. Pero esta vez la cosa salió mal. El hombre de pocos accidentes se cayó durante los entrenamientos por culpa de unos slicks aún fríos y se rompió la clavícula por seis sitios.  
Una vez operado por la noche, el día siguiente se presentó ante sus fans para disculparse por no correr.
Pero en la carrera, que ganó Will Hartog, nadie igualó los tiempos que Mike había obtenido en los ensayos, antes de ocurrírsele salir con los slicks sin calentar.
Y el 12 de agosto se acercó al Grand Prix de Gran Bretaña en Silverstone para cabalgar una vez más la MV Agusta 500 4 cilindros (en una vuelta de exhibición) y felicitar a Giacomo Agostini el único que le superaba en títulos y victorias –aunque el as del momento era Kenny Roberts.
En 1967, en la época de su máxima rivalidad, Mike había dicho del apuesto as italiano:  "Si yo tuviera su cara, dejaría todo esto por el cine. Ojalá lo hiciera. ¡Qué fácil sería mi vida sin este italiano!".
Después de veintidós años de emociones, Mike the Bike iba a descansar al fin, radicándose en Birmingham con su familia y atendiendo a un negocio de motos que había montado con Rodney Gould.
Como a Hawthorn, Clark, Hill, McLaren y Moss, entre otros, a  Mike, the Bike se le recuerda en el circuito de Brands Hatch: el segmento de recta en pendiente entre Paddock Hill Bend y Druids Bend se denomina  Hailwood Hill. Y, para el Silverstone Historic Festival 2001, se creó un  Trofeo Mike Hailwood.  Por otra parte, todos los años, en Marzo, se efectúa un Mike Hailwood Memorial Run, que parte de la antigua fábrica de Norton, en Birmingham, y llega hasta el cementerio de la Iglesia de Santa María Magdalena en Tanworth-in-Arden, donde reposan Mike y Michelle. En 2.000 fue introducido Hailwood en el AMA Motorcycle Museum Hall of Fame. La Ducati había sacado en 1979 un modelo de su 900 SS denominado MHR  (Mike Hailwood Replica), que el propio Mike probó en Misano. La máquina se mantuvo en producción hasta 1984, siendo sustituída por una 1.000 MHR.
Es cierto que los actuales ases pueden inclinar más sus máquinas para aumentar la velocidad de paso por curva, pero ello es debido al progreso técnico en neumáticos y controles de tracción electrónicos que actúan automáticamente. Tanto ahora como entonces, el mejor piloto es el que sabe encontrar el límite físico sin sobrepasarlo.
Mike también sería un as con las actuales motos, como Lorenzo y Rossi lo podrían ser con la MV 500 o la Honda 6 de 1966.
Los dones de Mike HAILWOOD como motociclista eran prodigiosos. Pero, además, como ser humano su gentileza y su carisma conquistaron a amigos, rivales y fans.
Siempre fue un excelente camarada: soportando las batallas de Steve McQueen en 1970, Peter Gethin y Carlos-Alberto Reutemann en Brands Hatch 1972 o con Emerson Fittipaldi en 1974.

Te puede interesar

Tendencias

Vizzotti

Se comenzarán a aplicar terceras dosis de vacunas

Redacción web
Nacionales 26/10/2021

Lo afirmó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, durante el anuncio de nuevas aperturas sanitarias. La ministra afirmó que Argentina tiene “un alto nivel de inmunización por haber avanzado fuerte en la campaña de vacunación”.

Newsletter