Un prodigio tecnológico

Especiales - Contratapa 19 de marzo de 2022 Por Redacción Web
Belleza, elegancia y calidad, tecnología y excelencia artesanal, eran las características de aquella fábrica de obras de arte. De ella salían vehículos únicos, no sólo de modelos deportivos, vehículos de gran diseño que incluso hoy en día siguen fascinando en los eventos donde están presentes, como es el caso del Concurso de Elegancia de Pebble Beach, celebrado en California cada año.
FOTO 1.jpg

A fines de la década del 20 empieza un tiempo que se consolida en la década siguiente, donde nacieron las autopistas, una época en que los viajes en automóvil se hicieron muy frecuentes favorecidos por carreteras asfaltadas y autos más seguros y rápidos. La tecnología avanzaba a pasos agigantados, la industria del automóvil copió ese camino hacia un progreso  que supuso nuevos desafíos para los fabricantes de automóviles y la industria de accesorios asociados. No sólo se empezaron a crear motores más potentes y suspensiones rediseñadas, la preocupación por mejorar la aerodinámica se convirtió en uno de los aspectos más relevantes entre los fabricantes, que se inspiraron cada vez más en la aeronáutica. Aparecieron soluciones cada vez más subordinadas al manejo de lo que se aplicaba para el cielo que para el suelo.                                                                 
Mercedes-Benz desarrolló a partir de 1934 su línea deportiva de modelos bautizada como 540K. Éstos suponían el modelo top deportivo de la marca en los años 30 y permitían incluso crear carrocerías personalizadas que se fabricaban a mano una a una. A este halo de exclusividad y como símbolo de la recuperación económica se sumó la creación de la "Unidad de producción de vehículos especiales" en la planta de Sindelfingen en 1932, la cual permitió el desarrollo de modelos únicos para satisfacer las necesidades de los clientes más exigentes. Nacieron así los Mercedes con la insignia "Sindelfinger Karosserie".                                                                                              
De ella salían vehículos únicos. Y no sólo hablamos de los modelos más deportivos, también fue aquí donde se construyeron numerosas y diversas versiones de los modelos turboalimentados de la marca como los 380 (W 22), 500 K y 540 K (W 29) o el Gran Mercedes (W 07 y W 150). Una serie de vehículos de diseños trascendentes  que aún hoy  siguen fascinando a los asistentes de los eventos donde están presentes, como es el caso del Concurso de Elegancia de Pebble Beach, celebrado en California cada año.                                                                                               
Durante la década de los 30, Mercedes no sólo consiguió éxitos deportivos como los cosechados por sus flechas de plata (de preguerra), sino que ensambló también algunos de los mejores automóviles de la Historiael Mercedes 540K. Sustituto del mítico 500K, una idea ambiciosa, respaldada aún hoy por una gran multitud de aficionados que consideran al Mercedes 540K como el modelo más representativo entre todos los de la casa de Sttutgart, siempre con el permiso del mítico 300SL Gullwing, con quien de hecho comparte a su diseñador: Friedrich Geiger, que desde luego tuvo un papel esencial en la estética del Mercedes 540K, aunque en aquellos años este tipo de automóvil de alta gama eran remodelados por carroceros independientes, en Sindelfingen. Con una plantilla de casi 1.500 empleados, construidas bajo la dirección de Hermann Ahrens en el departamento de construcción de automóviles especiales. La carrocería tipifica la "elegancia en movimiento" del diseño automotriz de la época. El automóvil era ofrecido en ocho variaciones de carrocería, se produjeron tan sólo unas 500 unidades. La versión de 1937 ofrecida recientemente por Mecum Auctions es uno de sus ejemplos más atractivos.                                                                                                                                
Este afán de personalización se daba desde el mismo chasis, el cual era fabricado en acero con tres medidas distintas. En su versión larga, destinada a vehículos blindados para el III Reich, la batalla del Mercedes 540K llegaba hasta los 3.880mm. Mientras tanto, el chasis normal ofrecía un largo de 3.290, pensado para portar descapotables de cuatro plazas o berlinas. Por último, y como una opción más deportiva, la versión corta de 2.980 era la base para los biplazas roadster. Los frenos eran de tambor delanteros y traseros, con accionamiento hidráulico. Las Suspensiones, delantera, con amortiguadores hidráulicos, mientras la trasera, con eje oscilante y muelles en espiral dobles con amortiguadores. La distancia entre ejes: 3.290mm x 1.535mm x 1.547mm. Medidas exteriores: 5.258mm x 1.905mm.                                                                                          
El Mercedes 540K fue produciéndose desde 1934 hasta 1940, aunque sus últimas unidades fueron carrozadas en un tardío 1944 a punto de finalizar la Segunda Guerra Mundial.                                                                                                                         
El primer prototipo, se presentó en el Salón del automóvil de Berlín, en el año 1934. El modelo en concreto, se construyó con el mismo chasis de la versión 500K con el nº de bastidor 130.898 ,vehículo que fue entregado a Mohammed Reza Shah de Irán, por el gobierno alemán, automóvil que ha pasado la mayor parte de su vida en ese país. Se sabe que el automóvil fue adquirido posteriormente por el Sr. Mazjub. Cuando el vehículo fue encontrado en los años 60 por un importador, el automóvil se encontraba en perfecto estado totalmente original y marcaba tan solo 10.000 kilómetros en el contador. En 1936 se volvió a presentar pero en el Salón de París.                                                                
El modelo de 1937 salió con chasis y mecánica de Alemania, luego en los talleres del carrocero británico Mayfair fueron ultimadas las formas aerodinámicas finales. Todo un alarde de elegancia y detalles deportivos como el carenado de las ruedas traseras al servicio de una mecánica sobrealimentada sobresaliente.                                                  
Aunque lo primero que nos llama la atención del Mercedes 540K sean sus formas, la mecánica era su gran acierto. Basado en el motor 5 litros del 500K, gozaba de una ampliación de cubicaje hasta los 5401c.c. De esta forma, este delantero longitudinal  Typ M 24 II, 8 cilindros en línea, 2 válvulas por cilindro sobrealimentado, ganaba en potencia, algo que se complementaba con un curioso sistema de alimentación que representa a la perfección esa frase hecha de "pisar a fondo". Los responsables de alimentar al motor del Mercedes 540K eran dos carburadores que situaban la potencia en 115CV. Sin embargo, cuando el conductor hundía el pedal del acelerador a fondo entraba en acción un sistema de compresión tipo Roots. Esto disparaba la potencia hasta los 180CV a 3400rpm. Esta se transmitía a las ruedas traseras a través una caja de cambio manual de 4 velocidades con una marcha superior directa y con sincronización en los tres piñones superiores que trasladaban un peso de 2.502 kg, llegando una velocidad máxima que superaba a los 185,03 km/h acelerando de 0 a 60mph en 15,0 segundos.                                                                                                                      
En una época plagada de alardes tecnológicos el Mercedes 540K nos habla de la mejor época de Mercedes Benz.

Leyendas

Existen muchas leyendas que abonan las historias de cada 540k. Muchos propietarios tuvieron que esconder su Mercedes 540K al inicio de la 2da guerra para evitar que fueran confiscados por las autoridades. Tras años en escondite algunos han vuelto a ver la luz y gracias a la reconstrucción podemos admirarlos hoy en día en museos y exhibiciones de todo el mundo. El Mercedes Benz 540K más famoso de la historia fue el que mandó construir Adolf Hitler como obsequió de boda para Faruk, el Rey de Egipto. Otro de esos casos es el de un  habitante de Dresde, Alemania, donde 1.000 bombarderos aliados dejaron caer 4.000 toneladas de bombas sobre la población civil en dos días sobre la "Florencia del Elba" doce semanas antes de terminar la guerra. Su percepción sobre lo que sucedería lo llevó a esconder su 540K para salvarlo de las manos de los funcionarios soviéticos en el garaje subterráneo de su casa, tapió la entrada y rellenó el camino hasta ella con tierra sobre la que construyó un jardín, tras la caída del muro de Berlín (1989) decidió que era el momento de devolverlo al presente.         

Te puede interesar